fbpx

Cómo ahorrar en un restaurante

86 / 100

Si eres dueño de un restaurante, es muy importante que sepas de qué manera puedes economizar los gastos que se ocasionan en este lugar sin que por ello tengas que comprometer en ningún sentido la experiencia de los usuarios que lo visiten. En este artículo te enseñaremos algunas estrategias para que puedas ahorrar en tu restaurante.

7 estrategias para ahorrar en un restaurante

 

Ahorrar en un restaurante no tiene por qué estar asociado con servir comida recalentada o en un estado que deje mucho que desear a tus clientes, ya que ellos son los que crearán la reputación de tu restaurante.

Si quieres aumentar la fidelización de tus clientes y que estos usuarios recomienden tu restaurante, debes poner especial atención a la calidad de tus servicios ofrecidos y el desempeño laboral de tu personal, especialmente si se trata de los camareros y aquellas personas que tienen un trato directo con estas personas.

Sin embargo, el tema que nos interesa explicar en este artículo es cuáles son las mejores alternativas para economizar los gastos que se hacen para que un restaurante, sin dejar de brindarles servicios de calidad a sus clientes.

1.      Buscar un buen proveedor de los productos que se usarán para preparar los menús

 

Los costes generados por la compra de la materia prima que se emplearán para preparar los diferentes platos de menú deben tener un precio que te permitan obtener las ganancias esperadas y aumentar la rentabilidad de tu restaurante sin comprometer la calidad de las comidas.

Si necesitas dinero para realizar el pago de este tipo de compras o necesitas invertir en equipos y mobiliarios para tu restaurante, entérate de cómo puedes pedir un préstamo al hacer click aquí.

 

Hay que saber elegir a los mejores proveedores de productos para tu restaurante

 

Es importante evaluar si el proveedor con el cual realizas estas operaciones comerciales realmente está ofreciendo los mejores precios o deberías considerar investigar otras opciones que te aminoren los gastos que tienes al comprar estos productos.

Vale la pena destacar que en la actualidad existe una importante competencia de empresas en el mercado que venden productos al mayor y siempre tendrás la posibilidad de encontrar precios más bajos.

No obstante, cuando vayas a elegir a tu proveedor o proveedores, es recomendable que investigues la calidad del servicio y los productos ofrecidos para que estos sigan cubriendo tus expectativas y sean del agrado de tus clientes.

Asimismo, procura comprar al mayor todos los productos que utilices a diario en el restaurante, inclusive los de limpieza, ya que estos tienen mejores precios al mayor que si se compran por unidades y en este tipo de recintos se requiere limpiar de manera constante para mantenerlos en un estado impecable.

2.      Utilizar un software TPV de hostelería

 

El uso de un software TPV de hostelería aunque suelen tener un coste, igualmente suelen ser de mucha utilidad si se usan para disminuir los gastos que haces en el restaurante.

Este tipo de programas informáticos te puede ayudar a tener un registro de las cartas de menús que diseñes, permitiendo detallar cuáles son los platos que más se venden, así como los que menos demanda tienen durante las jornadas de trabajo.

Asimismo, estos programas son muy útiles para optimizar el trabajo de los camareros y llevar un registro contable de las operaciones financieras que se hagan a diario en el lugar, lo cual te ayudará a tener un mejor orden y seguimiento de tus finanzas y por consiguiente,  facilitarán notablemente la realización de balances contables y otro tipo de documentos financieros.

3.      Diseñar cartas de menús sencillas

 

La cantidad no tiene nada que ver con la calidad si se trata del menú que se ofrezca en tu restaurante, ya que al tener uno muy amplio vas a tener que disponer de más personal en la cocina y además, podrías llegar a tener mayores dificultades para mantener un orden en el restaurante, lo cual podría ser detallado por los clientes y como consecuencia, causarles una mala impresión.

 

Cómo ahorrar en un restaurante

Cuando vayas a diseñar y elegir la cantidad de platos que prepararás en el restaurante, lo más recomendable es que analices cuáles han sido los que han tenido más demanda y descartes las comidas que sean poco consumidas.

Si las sigues conservando como parte del menú podrías tener que incurrir en gastos que más que ganancias, lo más probable es que te ocasionen pérdidas a nivel económico y puedan afectar tus finanzas.

Hay que trabajar en función de mantener la calidad de los platos ofrecidos

 

La elección de un menú variado pero que no tenga una cantidad de platos que superen a los que tu personal de cocina realmente puede preparar, puede ayudarte a disminuir de una manera favorable las pérdidas que se generan en tu restaurante, porque tampoco tendrás que verte en la necesidad de contratar a más personal para prepararlos e incurrir en más gastos para pagar sus salarios.

Lo esencial es que tus platos sean de calidad y que siempre mantengas en el menú aquellos que sean los favoritos de tus clientes, en vista de que algunos visitan el lugar especialmente para degustar estas recetas.

4.      Usar productos de temporada en los platos que se ofrecerán en las cartas de menús

 

Emplear productos de temporada para preparar las comidas que se vayan a ofrecer en el menú es otra de las mejores alternativas para reducir los gastos de tu restaurante, ya que estos son alimentos que se pueden encontrar de una forma bastante sencilla.

Estos tienen un menor precio en comparación con otros algunos que sean difíciles de encontrar, que lo más probable es que si los compras te llevarán a acarrear con pérdidas innecesarias que en nada te ayudarán en tu propósito de ahorrar.

5.      Almacenar de forma adecuada los alimentos

 

Es importante que conozcas la manera más eficaz de almacenar los alimentos debido a que por sus características no pueden ser colocados al azar en cualquier lugar.

Por lo tanto, infórmate bien acerca de cuál es el sitio más conveniente para cada alimento, ya cada uno tiene sus demandas en particular, por lo que debes saber distinguir si estos deben colocarse en el exterior, demandan estar ubicados a temperaturas específicas o incluso deben ser resguardados en áreas oscuras, por mencionar algunos ejemplos concretos.

Aplicar estas prácticas de almacenamiento de alimentos, procurando  mantenerlos en lugares que se encuentren completamente libres de la presencia de agentes contaminantes y animales que puedan ser vectores de parásitos y bacterias, te ayudará a reducir más dinero del que piensas, ya que estos podrán conservarse por más tiempo en perfecto estado.

6.      Tener un control de las fechas de caducidad de los productos

 

Además de cuidar lo que se refiere al almacenamiento de tus alimentos, también debes procurar tener un control de las fechas de vencimiento de estos alimentos, ya que esto te permitirá saber cuáles deben gastarse primero.

Esto te ayudará a que tengas las menores pérdidas económicas posibles en este sentido, ya que podrás emplear estos alimentos en la preparación de platos especiales y de esa forma darles salida en el restaurante antes de que se venzan.

Asimismo, bajo ningún concepto emplees productos que parezcan verse en mal estado aunque no se haya cumplido su plazo para que entren en caducidad  y mucho menos uses productos que ya estén vencidos aunque parezca que estos todavía se pueden emplear para preparar comidas.

Este tipo de prácticas son ilícitas y podrían ocasionar graves problemas de índole sanitario y legal. Evita ser denunciado por alguno de los clientes y no los expongas a que puedan llegar a sufrir algún problema de salud que haya sido causado por el consumo de un plato preparado en estas condiciones.

7.      Disminuir las sobras ocasionadas por los alimentos

 

Procura determinar cuáles son las cantidades de comida que se deben servir a los clientes según las sobras que estos dejan usualmente, ya que en algunos casos la cantidad de comida puede llegar a ser exagerada y ajustarla te podrá ayudar a reducir los gastos que tengas en tu restaurante.

 

Cómo ahorrar en un restaurante 1

 

Los clientes suelen valorar más la calidad de los platos que la cantidad, así que sírvelos en función de agregar las cantidades que sean suficientes para dejarlos satisfechos y del mismo modo evitar que estos dejen muchos residuos que sencillamente no se han podido comer.

Además, cuando se vayan a preparar los alimentos que se van a usar, estos se deben limpiar y cortar muy bien, ya que de ese modo además de reducir los residuos, también podrás aprovechar al máximo estos ingredientes.

Esperamos que estas estrategias te hayan sido de mucha utilidad, pero no olvides que bajo ninguna circunstancia debes poner en juego la importancia que tiene brindar una excelente experiencia a tus usuarios cuando visiten tu restaurante, ya que  ellos son los que lo recomendarán o por el contrario, emitirán comentarios negativos acerca de los servicios que allí se ofrecen.

 

Información del autor

Maryfel Alvarado Méndez (1987)

Licenciada en Letras por la Universidad del Zulia (LUZ). Es autora del poemario Teoremas del fuego publicado en Buenos Aires – Argentina por Arkho Ediciones. Recibió el nombramiento de Embajador del idioma español de su país en el mundo por la Fundación César Egido Serrano y el Museo de la Palabra.