Uno de los principales problemas con los que se encuentran tanto emprendedores como trabajadores independientes (freelancer) es el de lidiar día a día con un espacio en el cual poder estar relajados y concentrados realizando sus tareas diarias y es por esta razón que hoy hablaremos de una modalidad que ha ganado adeptos en todo el mundo en los últimos años, el coworking.

Definiendo Coworking

El coworking (en español cotrabajo,1 trabajo cooperativo o trabajo en cooperación) es una forma de trabajo que permite a profesionales independientes, emprendedores, y pymes de diferentes sectores, compartir un mismo espacio de trabajo, tanto físico como virtual, para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente, a la vez que fomentan proyectos conjuntos. El neologismo «cotrabajo» 1 es la traducción al español del término coworking, pero el uso directo del anglicismo es casi más aceptado que el propio término «cotrabajo».

El coworking permite compartir oficina y equipamientos, y constituye una propuesta más elaborada que los de los denominados «cibercafés», entornos en los que también se cuenta con conexión a Internet.

Wikipedia

 

 

11924759_716894011776388_3485928040945319352_n

Entonces queda claro que el coworking es un lugar de encuentro, de desarrollo, de crecimiento y trabajo, pero si lo pensamos un poco, ¿cuándo nacieron los coworking?.

Uno de los primeros ejemplos que se me vino a la mente son las clínicas, hospitales y pequeños centros médicos donde sin lugar a duda existen varias de las características que posee un coworking: Poseen un espacio físico común, son profesionales potenciándose por otros profesionales y compartiendo su día a día. Entonces qué otros ejemplos podemos encontrar de coworking y por que estos modelos son tan exitosos.

Pero como se pueden imaginar, no todo es color de rosas. Para que tu vida en un coworking sea exitosa se deben cumplir algunas condiciones que van más allá de las características principales de un espacio de cotrabajo, a saber todos (detalle más o detalle menos) poseen las siguientes características:

  • Escritorios compartidos. (estaciones de trabajo)
  • Escritorios independientes.
  • Sala de reuniones pequeñas.
  • Sala de reuniones amplia.
  • Auditorio (no todas lo poseen pero sería deseable)
  • Espacio para refrigerio.
  • Espacio para descanso.
  • Recepción.
  • Conexión a Internet.
  • Servicios de impresión por demanda.
  • Teléfono y dirección postal privada.

Dicho esto, después de un análisis un poco más profundo del tema y de la charla con varios profesionales y emprendedores podemos decir que el éxito de un espacio de coworking tanto como emprendimiento privado como sitio elegido por trabajadores con necesidad de dejar de ir a trabajar al café de la esquina depende de algunos otros factores adicionales.

 

El Coworking debe ser Integrador

capital-coworkingNo basta con crear un espacio de trabajo agradable estéticamente. Si bien es deseable el poder comenzar una jornada laboral en un espacio prolijo, limpio, con aromas y colores agradables, también su grupo humano debe cumplir estas condiciones para que otros lo elijan.

No podemos permitir que durante la jornada laboral cada quién haga lo que quiera, las reglas deben ser claras para todos. Dirigirse a los demás con respeto, mantener el silencio y escuchar música con auriculares por ejemplo son buenas recomendaciones. Que cada persona que habita el ecosistema mantenga su estación de trabajo prolija (notase que no dije ordenada, pues lo que para uno es orden para el otro puede ser una pesadilla, lo importante es no descubrir ratas debajo de los anotadores.) es fundamental para que todos se sientan cómodos.

El Coworking debe ser vinculante

Posiblemente uno de los aspectos más esenciales que debe cumplir un coworking para dejar simplemente un escritorio bonito y una bella vista es el de ser vinculante. El coworking es interacción, es conexión, por lo tanto si un espacio de cotrabajo no nos empuja agresivamente a relacionarnos con el otro, a progresar, a conseguir nuevos clientes, seguramente no es el lugar indicado para pasar nuestros días, sinceramente más cómodo sería vivir en una cueva como Batman….

He visto de estas cuevas por varias ciudades de mi país y la verdad es que si hay un claro ejemplo de cómo se deben hacer las cosas es el de mi ciudad de residencia actual, Córdoba, Argentina. En esta ciudad existe un Ecosistema Emprendedor desarrollado por la Secretaría Pyme’s que la verdad da lujo. Regularmente los propietarios de los coworking y fundaciones emprendedoras locales se reunen en un espacio común para compartir la agenda de actividades de cada una y proponer nuevas iniciativas a eprendedores. La sinergia es tan grande que uno puede estar seguro de que recibirá verdadero apoyo para crecer de cada uno de los espacios de coworking locales que se unen a esta propuesta.

Es muy importante que los propietarios de espacios de cotrabajo entiendan que deben favorecer tu desarrollo como emprendedor y futuro empresario para de esa forma crecer exponencialmente, de lo contrario son un tipo de hoteles de paso que alquilan un tiempo compartido o algo así.

Para quienes están en Córdoba les dejo debajo un enlace al Directorio de Coworking de la ciudad de córdoba desarrollado por la Universidad Empresarial Siglo 21 en donde pueden encontrar las direcciones y formas de contacto de cada una de ellas.  [indeed-social-locker sm_list=’fb,tw,li,go1′ sm_template=’ism_template_1′ sm_list_align=’horizontal’ sm_display_counts=’false’ sm_display_full_name=’true’ locker_template=6 sm_d_text='<h2>Contenido Bloqueado<br></h2><p>Comparte para descargarlo!</p>’ ism_overlock=’default’ ] Directorio emprendedor  [/indeed-social-locker]

 

El Coworking debe ser inspirador

Como ya mencione antes, el espacio de coworking debe ser prolijo y cuidado pero a la vez debe ser inspirador, debe abrirnos la mente y permitirnos desarrollar nuestros más primitivos instintos creativos para lograr el éxito en todo lo que decidamos emprender allí dentro y también fuera.

Que el trabajo sea solo una de las actividades que compartas con tus colegas, organicen almuerzos, cenas e incluso salidas a pubs para mejorar sus relaciones personales y profesionales.

Para cerrar me gustaría darte una serie de consejos para elegir tu próximo lugar de trabajo y crecimiento personal:

  • No elijas por precio.
  • Busca un lugar que te identifique. Algunos lugares están poblados de Geeks otros de músicos o artistas, cada espacio de coworking tiene su personalidad propia. 
  • Prefiere lugares ordenados y limpios.
  • Pide autorización para permanecer un día sin cargo en el lugar y quédate de 6 a 8 horas para ver como interactúa la gente que ya trabaja desde allí.
  • Pide siempre que las reglas sean claras.
  • Busca los servicios adicionales como teléfono, fax, Internet y ambientes climatizados.
  • Los lugares con vista panorámica pueden ser más relajados.
  • Que la distancia desde tu hogar no supere los 40 minutos.

Fotos de algunos Coworking que me gustaron.

Si tenés un espacio de Coworking postea tuURL en los comentarios y quizás alguien te viste pronto para pedirte un lugar. Si sos emprendedor no te pierdas la posibilidad de conocer un entorno diferente y comenzar a hacer relaciones laborales novedosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *