¿Porqué los Tenedores para clasificar en Restaurantes?

Dada la gran cantidad de tipos de servicios de alimentos y bebidas, en España principalmente y en otras regiones, se ha decidido utilizar los tenedores en restaurantes para clasificarlos según ciertas características.

Si bien la clasificación surge en España y está enmarcado en el Artículo 15 de la ordenación para restaurantes de dicho país, en todo el mundo se utiliza siguiendo criterios que muchas veces no son claros.

Básicamente, en función de su categoría, existen cinco clasificaciones:

estrellas en restaurantes

Lujo (5 tenedores)

El restaurante de 5 tenedores se caracteriza por una gastronomía con:

  • Entrada independiente para los clientes
  • Guardarropas
  • Vestíbulo o sala de espera (puede tener o no instalado un bar)
  • Comedor con superficie acorde a su capacidad.
  • Teléfono en cabinas aisladas
  • Aire acondicionado
  • Servicios sanitarios independientes, con instalaciones de lujo, para señoras y caballeros, y con agua caliente y fría
  • Ascensor, si ocupa otra planta del edificio
  • “Buffet” frío a la vista en el comedor
  • Flameadores para el servicio de mesas
  • Gran carta con variedad de platos de la cocina internacional
  • Gran carta de vinos.
  • Precio estará en función del local.

Otros datos interesantes con que los platos que precisen flameadores deben salir de la cocina con cubrefuentes

El personal ha de estar perfectamente uniformado, y su número será el preciso a la capacidad del local. El primer jefe de comedor deberá dominar dos idiomas extranjeros (francés e inglés).

Ambientación:

La decoración de estos locales está basada en materiales de la mejor calidad, mesas, sillas, alfombras, cortinas, manteles, loza, cristalería son cuidadosamente elegidos, todo en concordancia con el rango del restaurante.

La carta de cinco tenedores en restaurantes:

Un primer grupo de entremeses con 10 variantes, y 4 sopas y cremas; un segundo plato con 6 especialidades, a base de verduras, huevos o pastas; un tercer grupo de 6 especialidades de pescado; un cuarto grupo con 6 especialidades de carne, y un quinto grupo de 3 clases de dulce o helado, quesos y frutas variadas.

 

Primera (4 tenedores)

Deberá disponer de:

  • Entrada independiente para la clientela
  • Guardarropas
  • Comedor con superficie adecuada a su capacidad
  • Teléfono en cabinas aisladas
  • Calefacción y refrigeración
  • Servicios sanitarios independientes, con instalaciones de primera calidad, para señoras y caballeros, y agua caliente y fría.
  • Carta con variados platos de la cocina internacional
  • Carta limitada de vinos.

El personal debe estar uniformado y ser el preciso según la capacidad del establecimiento. El primer jefe de comedor habrá de conocer dos idiomas (francés e inglés).

La Carta de cuatro tenedores en restaurantes:

La carta de los restaurantes de 4 tenedores (primera o full service) estará constituida por:

Un primer grupo de entremeses con 8 variantes, y 3 sopas y cremas; un segundo plato con 4 especialidades, a base de verduras, huevos y pastas; un tercer grupo de 4 especialidades de pescado; un cuarto grupo con 4 especialidades de carne, y un quinto grupo que estaría compuesto por dos clases de dulce o helado, quesos y frutas variadas.

 

Segunda (3 tenedores)

Habrá de tener, al menos:

  • Entrada independiente para la clientela o, en su defecto, en las horas en que esté abierto al público el restaurante, no se utilizará el mismo acceso para los proveedores de mercancías
  • Guardarropas
  • Comedor con superficie adecuada a su capacidad
  • Teléfono en cabinas aisladas
  • Calefacción
  • Servicios sanitarios independientes, con instalaciones de primera calidad, para señoras y caballeros, y agua caliente y fría.
  • Carta de acuerdo con la categoría del servicio.

El personal tendrá que estar uniformado, y su número deberá ser el necesario de acuerdo con la capacidad del restaurante. El primer jefe de comedor habrá de conocer dos idiomas extranjeros (francés e inglés).

La Carta de tres tenedores en restaurantes:

La carta tendrá como mínimo:

Un primer grupo de entremeses con 5 variantes, y 2 sopas y cremas; un segundo plato con tres especialidades, fundamentados en verduras, huevos o pastas; un tercer grupo de 3 especialidades de pescado; un cuarto grupo con tres especialidades de carne, y un quinto grupo que estaría integrado por dulce, helado, quesos y frutas.

 

Tercera (2 tenedores)

Deberá contar, como poco, con lo siguiente:

  • Comedor con superficie adecuada a su capacidad
  • Teléfonos
  • Calefacción
  • Servicios sanitarios independientes para señoras y caballeros.
  • Carta esté en función de la categoría del local.

La plantilla de un restaurante de tercera categoría deberá vestir, al menos, una chaqueta blanca.

La Carta de dos tenedores en restaurantes:

Un primer grupo de entremeses con 4 variantes y 2 sopas; un segundo plato con 3 especialidades, una de las cuales deberá ser de pescado; un tercer grupo con especialidades de carne, y un cuarto grupo compuesto de queso, dulce o frutas.

 

Cuarta (1 tenedor)

Deberá tener como mínimo:

  • Comedor independiente de la cocina con superficie adecuada a su capacidad
  • Materiales en óptimo estado de conservación.
  • La carta, aunque sencilla, deberá ofrecer platos de variada composición.

Los profesionales de un restaurante de cuarta categoría habrán de mostrarse, por lo menos, perfectamente aseados.
La carta de un restaurante de esta cuarta categoría contará, al menos, con:

La Carta de un tenedor en restaurantes:

Un primer grupo de entremeses y sopas; un segundo grupo con dos especialidades, y un tercer grupo compuesto de queso o fruta.

Se puede ofertar el “menú de la casa”, el cual se confeccionará libremente por la empresa con un precio claro y fijo. Se abona entero aunque no se consuman la totalidad de platos que lo conforman.
La categoría de cualquier restaurante debe consignarse “en forma que no deje lugar a dudas” mediante la utilización del distintivo mencionado.

Si en las cafeterías, es el número de tazas el distintivo de clasificación, en los restaurantes, sería el número de tenedores el que determina la categoría de estos locales.

En España esta obligatoriedad debe efectuarse mediante su exhibición en el exterior de los restaurantes, en la propaganda impresa, en las cartas de comida y en las facturas. Sin embargo, esta clasificación ha ido perdiendo su sentido desde que la Administración la identificó con los módulos fiscales y los locales rebajaron un nivel para poder cotizar menos.

Si no sabías de esta clasificación, podrás darte una idea de en que lugar estarías clasificado en uno de los mercados más importantes del mundo en gastronomía e innovación, cabe aclarar que esta clasificación no tiene relación con la clasificación de las reconocidas estrellas Michelin.

Si te gustó el post, comparte, quizás también te interese leer esto si te gustan los libros y manuales de gastronomía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *