La técnica de Focus Groups en la investigación de mercado

 

La técnica de Focus Group en la investigación de mercado y su vínculo con la interpretación de idiomas.

 

Como veníamos hablando en una publicación anterior realizada por Andrea Zar de Iribarne de AZI Traducciones, la traducción o interpretación simultánea se realiza en aquellos casos en donde el conferenciante y/o los oyentes que concurren al encuentro hablan en otro idioma. Es allí donde normalmente interviene un equipo de dos intérpretes que se turnan cada media hora para poder mantener la concentración, el ritmo y la exactitud conceptual del discurso del orador.

 

En primer lugar, toda la traducción se va a realizar al idioma extranjero, por lo que el relato deberá reflejar de la manera más efectiva, precisa y equivalente todo el flujo de la discusión que transcurre en la lengua madre. En segundo lugar no interviene un solo disertante, sino que se trata de un “grupo vivo”; que interactúa constantemente sobre la base de preguntas y respuestas y continuas idas y vueltas en donde muchas veces se terminan tocando otros temas o se deriva en anécdotas personales o en asuntos que nada tienen que ver con el eje de la discusión.

 

Veamos de qué se trata el Focus Group:

 

Yo – “¿Qué es un Focus Group y cuál es el objetivo?”

Andrea – “Los Focus Groups o grupos focales, grupos motivacionales, grupos de discusión, es una técnica de investigación cualitativa que consiste en reunir a personas que tienen alguna característica en común conforme a una muestra que ha sido segmentada por una consultora de investigación de mercado según variables tales como edad, nivel socio-económico, consumo o uso de algún producto o servicio, hábitos, intereses, etapa de la vida y otras. El moderador del grupo formula una serie de preguntas a partir de una guía de pautas previamente diseñada con el propósito de obtener las respuestas o resultados por los cuales el cliente ha encomendado la realización de la investigación de mercado. Los objetivos son muy diversos: desde evaluar el desempeño de un posible comercial de TV o gráfica, el sabor de un jugo o gaseosa o el diseño interior de un vehículo, hasta calificar la intensidad del tabaco de un cigarrillo o analizar las conductas de un segmento joven de la sociedad.

 

Los participantes de un Focus Group son reclutados sobre la base de una serie de preguntas formuladas a través de un cuestionario filtro administrado en una etapa previa al que deben contestar para calificar o no para la siguiente etapa de discusión grupal. El responsable del reclutamiento debe asegurarse que los participantes sean los correctos y reúnan los requerimientos determinados.

 

A diferencia del contexto de congresos, convenciones, seminarios y otros eventos que cuentan con la presencia de un auditorio importante, entendido o no en la materia objeto de la ponencia, el Focus Group es un entorno más íntimo, de menor exposición y sólo reservado al cliente y a la consultora de investigación con algún que otro tercero relacionado como, por ejemplo, el creativo publicitario. En el primer caso, el equipo de intérpretes a cargo de traducir en forma simultánea está en una cabina cerrada con micrófonos, cables y consolas, aislado del resto de los integrantes del encuentro, y traduciendo a un solo orador; mientras que en el segundo caso las intérpretes están  al igual que las demás partes interesadas  detrás del espejo, siguiendo el intercambio y observando las gesticulaciones, posturas y actitudes de todos los participantes, traduciendo en forma inmediata a “la voz cantante” del grupo, y muchas veces, a más de una persona a la vez.

 

Acá es donde hago un paréntesis e imagino a Andrea “en su salsa”. Una vez más, la función de una intérprete es esencial; y ella tiene en su haber miles de horas plasmadas en estas dinámicas.

 

Yo – “¿Tenes alguna anécdota divertida o alguna circunstancia en particular que te acuerdes y quieras compartir?”

Andrea – “Muchísimas veces me pasó de estar escuchando y de repente mirar por el espejo porque me resultaba conocida la voz y darme cuenta de que estaba traduciendo a la mamá de un compañero de colegio de mis hijos o al marido de una amiga o incluso hasta a mi propio hermano.

 

En otra oportunidad, ver cómo la moderadora pasaba un momento un tanto incómodo frente a un grupo de hombres machistas que se pasaban un poco de la raya con ella y se alentaban entre sí para hablar de asuntos urticantes como la infidelidad del hombre en el matrimonio hasta llegar a confesar uno por uno haber sido infieles y alardear de sus conquistas, situaciones en las que tenes más ganas de mandar la filmación a sus mujeres que seguir interpretando impertérritamente como si estuvieran hablando del consumo de una gaseosa.

 

Y ni hablar la de veces en que vas viendo cómo en el fragor de la discusión, vas notando cómo se va desarrollando una mal química entre dos participantes, pero que lejos de quedar como una forma distinta de pensar, termina en varios roces, situaciones  tirantes y la moderadora tratando de evitar que llegue a mayores y que desencadene en una pelea.”

 

Mimetizarse con el que habla, tratando de no ser monocorde y el aporte de matices locales y culturales:

 

En el marco de una discusión grupal la “observación” de las caras y el lenguaje corporal de los participantes es de suma importancia para lograr una mayor certeza y precisión de la traducción simultánea en un debate múltiple que muchas veces se torna efervescente, apasionado y a veces desprolijo y descontrolado. A la vez, la “entonación” con la que se responde o pregunta, la forma de consensuar o de disentir, el modo de relatar una situación, y la inflexión de las frases que revelan la forma de sentir y reaccionar ante estímulos e indagación más profunda, es tan importante como la traducción coherente del conjunto de vocablos e ideas. En lugar de simplemente transmitir información en un tono monótono y casi automatizado como en una conferencia masiva, un buen intérprete de Focus Group hace gala de todo su histrionismo y se asemeja lo más posible al “original” que tiene detrás del espejo, pareciéndose más a una actuación del tipo de doblaje en la otra lengua que a una traducción robótica carente de cadencia alguna del discurso que un orador expresa mediante el micrófono.

 

En este pasaje, no deben olvidarse las diferencias culturales, sociales y lingüísticas, ni tampoco dejarse de lado toda aclaración posible sobre algún enunciado, lunfardos, expresiones idiomáticas, localizaciones o algún otro matiz en donde, sin la ayuda adicional del traductor, sería imposible que el destinatario de la traducción simultánea pueda comprender debidamente el contexto y el alcance de lo expresado.  Para este ejercicio, el intérprete debe pasar por alto ciertos balbuceos, repeticiones, frases sin terminar y redundancias que en nada benefician al mensaje, siempre cuidando de no omitir elementos esenciales para la investigación.

 

 

Preparándose previamente:

 

Desde ya, el intérprete de Focus Groups, debe haber hecho los deberes adecuadamente: haber estudiado la guía de pautas y hecho todo el trabajo previo de estructuras comparadas, haber investigado todo el campo de acción del tema de debate, pasando por el vocabulario en cuestión y el contexto de productos y marcas en el mercado, si fuera el caso. También, tiene que estar atento a las interrupciones entre los mismos participantes, al flujo que siga cada miembro del grupo, a los distintos tonos de voz, a las superposiciones entre unos y otros, siempre tratando de que el mensaje llegue lo mejor posible al oído del destinatario.

 

Por lo tanto, no sólo es importante transmitir el mensaje correctamente a nivel conceptual, sino que también es de suma importancia dar con el “adjetivo” exacto, por ejemplo. Es aconsejable muchas veces dejarlo incluso “sin traducir” por más que se quiera buscar la acepción más equivalente posible en el otro idioma. Es más, si ese adjetivo determinado se repite una y otra vez, no desestimar esa repetición dado que la cantidad de menciones es tanto más importante que la propia traducción en sí.

 

En todo este proceso vertiginoso de la traducción simultánea de un Focus Group, la competencia del moderador de resumir, ilustrar, repetir, parafrasear, volver a indagar, corroborar y ratificar lo vertido en el grupo resulta muy útil y valioso para el intérprete y entran en juego la habilidad del moderador para encauzar el debate y ordenar la discusión a sabiendas de que todo lo que se está hablando está llegando al otro lado a través del filtro y tamiz del intérprete. Porque si bien en el campo de la interpretación en general, siempre se está ante el factor de lo “imprevisible”, cuando se trata de Focus Groups, el panorama de incertidumbre se potencia mucho más por la dinámica del intercambio de la discusión y la multiplicidad de temas y de dilemas que puedan surgir en el ínterin, en donde la capacidad de resolución debe ser inmediata y no se puede perder “tiempo”, ya que el ritmo del flujo de discusión es ágil y no deben escaparse detalles importantes que pueden llegar a ser los tan valiosos insights buscados para la investigación.

 

La proximidad de los intérpretes a los clientes del exterior que están observando y escuchando los grupos es también algo muy positivo porque ante cualquier duda que el intérprete pueda tener de vocabulario, no tiene más que consultarle ahí mismo a quien está escuchándolo; y viceversa, si las personas que están siguiendo la discusión desde la traducción no entienden algún aspecto de la traducción, no hay nada mejor que estar en el mismo lugar codo a codo con el traductor para pedirle que aclare cualquier duda de giros idiomáticos o cualquier tema de lenguaje que se suscite.

 

La importancia de un buen sonido en el Focus Group:

 

Por último, no se puede dejar de mencionar la importancia de un buen sonido. Una buena interpretación depende absolutamente de una buena calidad de sonido. No se puede traducir lo que no se logra oír. Un mal sonido puede ser la diferencia entre entender Sí en lugar de No. El sonido puede fallar por cuestiones técnicas, por las características acústicas del lugar físico, por circunstancias externas de ruido o de interferencias de cualquier tipo, ya que cualquiera de éstas puede afectar el adecuado retorno a los auriculares del intérprete.

 

Traducir en un Focus Group constituye un desafío, un ejercicio creativo y enriquecedor, en donde tomando los recaudos y de la mano de profesionales expertos, la experiencia se transforma en un aprendizaje multifacético y en una aventura única.

 

Si te gusto este post puede leer otro aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *