El servicio de mesa o cubierto, un ítem al cual deberíamos prestarle atención a la hora de ir a un restaurante. ¿Es correcto pagarlo? Pero en realidad, ¿por qué nos lo cobran?

A continuación les cuento de que se trata y porque deberíamos estar atentos a él.

Introducción al servicio de mesa:

servicio de mesaEn la Argentina lo que cobran de servicio de mesa o cubierto ronda entre los $25 a $50 según la categoría del restaurante. Esta plata pasa a enriquecer el bolsillo del dueño, así de simple. Absolutamente nada tiene que ver con la propina ni llega a su personal.

Nadie sabe a ciencia cierta porque lo cobran, he escuchado que lo hacen por el solo derecho de entrar a un lugar, el llamado “cover charge” o cargo extra.

Estoy segura que la mayoría de los comensales no saben porque lo pagan pero que al final de la cuenta no les queda otra opción que hacerlo. Escucho a menudo quejas sobre el mismo pero nadie se asegura de averiguar el motivo del cobro. No se pregunta.

Por eso me parece importante escribir sobre este tema. Al menos los que estén de visita en la ciudad de Buenos Aires y los que viven allí podrán contar con una ley (debajo detallada) que los ampara en caso de irregularidades.

En lo personal creo que esta práctica no debe ser cobrada ya que en el menú no se informa muchas veces y además no explican de que se trata, restringiendo la posibilidad de elegir del cliente.

El servicio de mesa tendría que  ser descartado, ya que  los restaurantes no cumplen con lo que debería ser el mismo, de esta forma entonces se aseguran un “ingreso extra” para equilibrar el consumo de las distintas mesas. Hay mesas en donde se consume más que otras, entonces con este cobro los dueños pueden tener un margen mayor de ingresos y así equilibrar el total de consumo de todas las mesas por día.

La ley que regula el servicio de mesa:

En la Ciudad de Buenos Aires según la ley n° 4407/12 los restaurantes para poder cobrar el servicio de mesa deben ofrecer un vaso de agua potable (250 centímetros cúbicos), pan con opción apto celíacos o libre de gluten y sal baja en sodio. No se podrá cobrar a menores de 12 años.

La justicia de la provincia de Buenos Aires determinó que es ilegal cobrar forzosamente el “servicio de mesa”o “cubierto” en un restaurante si el cliente no lo pidió y el menú no especifica claramente qué es lo que incluye ese cobro.

Por normativa general (ley 24.240, art. 4°) debe estar informado en el menú.

Como podemos ver, el tema al menos en la ciudad de Buenos Aires está regularizado mediante esta ley, no así el resto de la provincia o en Argentina misma.

Creo que de a poco están cambiando las cuestiones, solo es importante informarse y hacer valer nuestros derechos como comensales. De esta forma no estaremos “alimentando” los bolsillos de los dueños que nos quieren imponer un “servicio” que no pedimos ni sabemos bien que incluye; hasta ahora.

¿Qué podemos hacer como comensales si cobran el cubierto indebidamente?

Según la ley n° 2247 se puede dejar constancia en el libro de reclamos del restaurante, luego también se puede enviar una carta documento contándoles que pasó.

Si la persona no tiene un fallo positivo puede iniciar el trámite en Defensa del Consumidor dentro de la ciudad de Buenos Aires.

También el cliente puede impugnar la factura a la hora de pagarla; o sea, solo pagar los cargos que consumió sin el ítem del servicio de  mesa.

Reflexión del tema

En lo que se refiere a mi experiencia personal siempre que me cobraron el servicio de mesa nunca me trajeron estos ítems arriba mencionados. Tampoco los vi explicados en la carta, solo en ciertas ocasiones debajo de la misma aparece “servicio de mesa o cubierto” y la cantidad en pesos de su valor. Explicar sobre él es una obligación legal.

Sumarían muchos puntos a favor si el restaurante se tomara el trabajo de comentarlo debajo del menú, al lado del precio y entre paréntesis cada ítem. Y sería un plus si el camarero antes de tomar el pedido le comentara al cliente de su existencia y le diera la opción de elegirlo o no.

Estoy a favor de una atención más personalizada, tiene mucho de positivo y realmente lleva un par de minutos más. Es importante hacer sentir bien al cliente, al fin de cuentas él es el que nos paga las cuentas y el que mantiene nuestro negocio.

En un restaurante se supone que el precio del plato incluye todos los costos que tiene el mismo, ya sea desde el personal, alquiler, materia prima, etc.

He leído artículos en donde los empresarios gastronómicos dan fe de que sus clientes pagan lo que ellos llaman “servicio de mesa” a una copa de champagne, algún dip con queso crema, panera y en casos más exquisitos algún queso tipo picada o empanada de copetín.

Creo que no habría que confundir este servicio “especial” que pueden incluir en el servicio de su restaurante con ítems originales y para nada costosos con lo que es específicamente el servicio de mesa.

Estoy de acuerdo que el restaurante tenga como filosofía de trato al cliente un plus y le brinde ítems de cortesía arriba mencionados para mantener su fidelidad, sin que esto le traiga como consecuencia un aumento de los costos de sus platos por ejemplo.

También deben escuchar a sus clientes cuando los mismos alzan su quejan en no querer pagar un servicio que creo no es lo más conveniente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *