fbpx

La imagen personal y la apariencia en el personal de restaurantes

85 / 100

La imagen es la tarjeta de visita de cualquier negocio donde se vaya, por ello hoy hablaremos de la apariencia en el personal de restaurantes.

Aunque los empleados puedan poseer otros muchos valores, la primera impresión es fundamental  o como reza el dicho:

«No hay segunda oportunidad para dar una primera buena impresión»

Es muy complicado cambiar una mala primera impresión. La forma de vestir junto con los modales y el comportamiento son el reflejo que se da de la empresa de restauración a la que representan.

Según refleja otra sentencia popular: «Te reciben según te presentas; te despiden según te comportas», el personal de sala ha de tratar de producir una buena primera impresión, pero no basta la sonrisa presta y la buena atención, la imagen es la guinda de ese primer punto de estudio que realiza el cliente en el momento de considerar en volver al restaurante por segunda vez. Entre los aspectos fundamentales de la apariencia o imagen de dicho personal de sala, estaría:

a) La vestimenta  en la apariencia en el personal de restaurantes

Ropa y calzado

Los expertos suele insistir en la relevancia de dotar a un local de una personalidad propia a fin de que quede en el recuerdo de la clientela. Si por personalidad se comprende el ambiente, el estilo, el servicio, la decoración y la música, entre otras cosas, no hay que olvidarse del vestuario de los empleados, máximos embajadores de la marca de un restaurante. Dicha vestimenta ha de ser sería y discreta. Allí donde sea obligatorio el uso de uniforme, tendrá que estar limpio siempre, bien situado en todas sus partes, y planchado.

Los cuellos de las camisas habrán de estar derechos, así como las corbatas y las pajaritas, en caso de exigirlas las normas sobre vestimenta que tenga el restaurante.

Sí está permitido utilizar ropa de calle porque en el establecimiento no usen uniformes sus trabajadores, o no es obligatorio, es recomendable llevar ropajes sencillos pero aseados, y en buenas condiciones. Se desaconseja servir en vaqueros viejos, o camisas y camisetas muy usadas y descoloridas.

Es fundamental hallar un equilibrio entre el concepto de un negocio y el uniforme de su personal.

Ejemplo: Un restaurante de lujo normalmente tiene personal vestido de manera tradicional, con un estilo más clásico. Muchas veces, los camareros están vestidos como mayordomos, o van de blanco y negro.

Un restaurante familiar debe poseer un personal más accesible, pero no excesivamente informal, para no confundirse con la clientela.

Los restaurantes de comida rápida han de tener un uniforme único también, indicado para toda clase de tareas, desde la manipulación de alimentos (que exige ropa cómoda y resistente a las manchas), hasta la atención al cliente.
Los zapatos deberán estar con el lustre apropiado, acompañados de calcetines negros. No es recomendable el uso de sandalias ni calzado abierto de ningún tipo.

Recuerda: Se evitará dar sensación de desaliño, a pesar de presentarse impoluto: no es suficiente con ser aseados, hay que parecerlo.

Joyas y complementos

Los empleados evitarán portar demasiados complementos, bisutería o joyas; si se llevan, lo harán de una forma discreta y sencilla. No se deben utilizar joyas colgantes, piercings, entre otros, durante el tiempo de trabajo.

Complementos tales como gemelos, reloj y alfiler de corbata, quedarían muy elegantes, así como lucir un pañuelo en la chaqueta.

b) Higiene en la apariencia en el personal de restaurantes

Pelo

Los trabajadores de estos establecimientos han de evitar llevar el cabello largo y suelto. En el caso de poseer el pelo largo, habrán que presentarlo recogido (moño, pinzas…), evitando los peinados extravagantes, así como los sombreros y gorras.

El profesional que lleve barba, ésta habrá de estar bien cuidada.

Boca y dientes

La boca y los dientes de los empleados de un restaurante, tendrán que mantenerse en una adecuadas condiciones higiénicas bucodentales, con especial cuidado del aliento.

Manos y uñas

Las manos se mostrarán aseadas, en cualquier momento, especialmente las uñas. Además de las manos inmaculadamente limpias, es imperativo que el profesional de sala presente una uñas cortas y pulcras.

En un negocio de restauración, su personal deberá cumplir unas mínimas pautas de higiene, a la hora de desempeñar su labor.

Recuerda: En este tipo de empresas de restauración, son determinantes las medidas higiénicas a fin de evitar correr riesgos para la salud de las personas, debido a la gran cantidad de bacterias y microbios que pueden albergar unas manos desaseadas o un uniforme sucio.

Perfumes y maquillajes en la apariencia en el personal de restaurantes

Los empleados que se encuentren de cara al público, en el sector de la restauración, tendrá que cuidar su olor corporal, ni falto de aseo ni excesivamente perfumado.

Aquellos que empleen desodorantes, perfumes o colonias, habrán de tener especial cuidado, y no excederse, con objeto de evitar molestar a los comensales con el olor.

Si se lleva maquillaje, este tendrá que ser lo más discreto posible, y bastante ligero. Debe primar una imagen limpia y aseada, procurando evitar maquillajes de vivos colores, y los excesivamente cargados.

Este es solo un punto de partida con normas elementales para una buena presencia, te animo a que decidas el estilo de apariencia en el personal de restaurantes que dirijas siempre teniendo en cuenta el concepto y también la moda, un aspecto fundamental para tenernos al día.

Espero este artículo te haya sido de utilidad, la información fue extraída de Elbibliote.com – Inicio, si quieres leer mas sobre el servicio te recomiendo: Técnicas y procesos para el servicio en restaurantes

Quieres pasar al siguiente nivel contáctaMe por Telegram ahora: https://bit.ly/BG-TELEGRAM

Deja un comentario