Generación X, Millennials y la gastronomía

Generación X, Millennials y la gastronomíaHoy quiero hablarte de un tema que preocupa mucho a los gastronómicos, las nuevas generaciones. Generación X, Millennials y la gastronomía afectada en forma diaria por el inevitable cambio.

Antes de empezar a hablar pondremos un marco, ya que este tema podría ser larguísimo, hoy quiero hablarte de como las nuevas generaciones ( o no tan nuevas) modifican los resultados de los negocios y qué es tendencia en gastronomía gracias a ellas.

 

Cada quién por su nombre

Si vamos a hablar de los Baby Boomers, Generación X, Millennials y la gastronomía, es correcto definir a cada quién para poder avanzar, diremos entonces que:

 

Baby Boomers: nacieron entre los años 1946 y 1964 con un boom de natalidad en algunos países anglosajones.

Si buscamos definirlos rápidamente diremos que son:

  • Analógicos.
  • Respetan Normas.
  • Buscan Estabilidad.
  • Poseen cultura del esfuerzo.

De esta forma podremos identificarlos y compararlos rápidamente con las dos generaciones más jóvenes.

Generación X: Son las personas nacidas entre los 60’s y 70’s aproximadamente y son los que comenzaron la revolución digital que hoy nos toca vivir.

Entre sus principales rasgos encontramos:

  • Inmigrantes digitales.
  • Fieles a sus valores personales.
  • Buscan libertad y crecimiento en las empresas.
  • Necesitan un equilibrio entre la vida profesional y la personal.

Generación Y o Millennials: Son los más incomprendidos en el ambiente laboral actual y representan un gran cambio de paradigma en todo sentido, son:

  • Nativos digitales.
  • Emprendedores.
  • Innovadores.
  • Mueven estructuras.
  • Son nómadas laborales.
  • Necesitan diversidad de equipos y de tareas con frecuencia.

 

Creo que ya habrás comenzar a entender por que suele haber diferencias y problemas entre tus empleados cuando hay un amplio rango de edad entre ellos.

 

Generación X y Millennials comercialmente hablando

Si analizamos algunos modelos de negocios muy exitosos en los últimos años encontraremos un factor común.

Cervecerías, casas de comida rápida, café al paso y patios de comida son solo algunos de los negocios que consciente o inconscientemente han sido refugio para las nuevas generaciones.

¿Cómo detectamos esto? muy simple, un día caminando con Macarena (mi socia y esposa), prestamos atención en una de las plazas gastronómicas más importantes de nuestra ciudad y, de alrededor de 50 locales por los que pasamos caminando, solo en uno o dos logramos ver que se encontraba una Familia como tal consumiendo, el resto eran parejas, amigos en parejas o grupos más grandes o personas solas.

Parece increíble, pero es real, los modelos de negocios basados en vender a la familia como cliente principal están desapareciendo.

Esto se debe principalmente a un cambio generacional, en el cuán, estos dos nuevos grupos tienen, por un lado, muchas más obligaciones laborales (menos tiempo), mayores dificultades financieras (en una pareja promedio, los dos trabajan) y hábitos de libertades y amistades más reforzados que los rudos valores de familia de los baby boomers.

Es por esto que incluso hoy, podemos ver matrimonios disfrutando de una cerveza y dejando sus hijos con la abuela, un tío o la niñera, cuando hace algunos años hubieran elegido sin duda compartir esos momentos con la familia directa.

La falta de tiempo hace que los encuentros sean quizás mucho más cortos y espontáneos. Menos planificación y más acción a la hora de decidir ir a consumir un aperitivo y tener una buena charla podrían ser el resumen de los nuevos hábitos sociales.

Si a esto le sumamos la crisis económica que sufren la mayoría de los países de latino-américa y centro américa, comprenderemos por que las promociones para 2 personas tienen tanto éxito y no así las familiares.

En resumen, debemos pensar que estos nuevos cambios van afectar nuestros negocios lo queramos o no, entonces, ¿qué estrategias debemos utilizar?

  • Precios accesibles o micro precios (sonde el volumen se logre en la suma de productos adicionales). Por ejemplo un plato con un sandwich, que podamos “agrandar” con una cerveza y luego volver a agrandar con un postre o con un fiambre.
  • Espacios diseñados para pequeños grupos: Ya no resultará tan práctico colocar mesas para 4, 6, 8 o 12 personas, podemos colocar mayormente mesas de 2 personas y ante la aparición de grupos más numerosos, unirlas para armar una mesa grande.
  • Mucha presencia en Redes Sociales e Internet: conectar con estas nuevas generaciones requiere sin ninguna duda ni objeción posible, hacerlo por medios digitales. Quién así no lo entienda estará destinado a fracasar.
  • Mejorar los tiempo de elaboración y despacho: ya que las nuevas generaciones valoran mucho más su tiempo y pueden tener percepciones negativas sobre qué y cómo se entrega como productos en determinado tiempo.
  • Mejorar el servicio: ofrecer wifi libre (si, aunque parezca mentira hay que aclararlo), cargadores para sus dispositivos, espacios cómodos para poder trabajar con un ordenador portátil o tablet, automatización y más automatización de procesos (botones para llamar a los camareros, alarmas para activar la disponibilidad de una reserva, aplicaciones para poder comprar por la web, etc.)

 

Si estos temas te agotan, te cuento que tenemos un programa de Management Gastronómico que puedes realizar online, destinado a superar estas instancias de comunicación, comprensión y trabajo como líder de tu negocio que puedes consultar aquí.

¿Qué me cuentas? ¿Te resultó útil este post? Comentame!

Hasta la prócima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *